Cómo funciona la tecnología DLP

1. El semiconductor que continúa reinventando la proyección

En el interior de cada sistema de proyección DLP®, late un semiconductor óptico que se conoce con el nombre de chip DLP® y fue inventado por el Dr. Larry Hornbeck de Texas Instruments en 1987.

El chip DLP quizás es el conmutador de luz más sofisticado del mundo. Contiene una matriz rectangular de hasta 2 millones de espejos microscópicos pivotantes y cada uno de esos microespejos mide menos de una quinta parte del ancho de un cabello humano.

Cuando un chip DLP se coordina con una señal de video o gráfico digital, una fuente de luz y una lente de proyección, los espejos pueden reflejar una imagen digital en una pantalla u otra superficie. El chip DLP, en combinación con los componentes electrónicos de avanzada que lo rodean, produce video e imágenes deslumbrantes que redefinieron el concepto de calidad de imagen.

2. La imagen en escala de grises

Los microespejos del chip DLP se inclinan hacia la fuente de luz de un sistema de proyección DLP (activado) o en sentido contrario (desactivado). Así, se crea un píxel iluminado o uno oscuro en la superficie de proyección.

El código de la imagen en secuencia de bits que ingresa al semiconductor se dirige a cada espejo para que se active o desactive hasta varios miles de veces por segundo. Cuando un espejo se activa con más frecuencia que lo que se desactiva, refleja un píxel gris claro; en cambio, si se desactiva con más frecuencia, refleja un píxel gris más oscuro.

De este modo, los espejos de un sistema de proyección DLP pueden reflejar píxeles en hasta 1.024 tonos de gris a fin de convertir la señal de video o gráfico que ingresa al chip DLP en una imagen muy detallada en escala de grises.

3. Agregado del color

La luz blanca que genera la lámpara de un sistema de proyección DLP pasa a través de un filtro de color a medida que viaja a la superficie del chip DLP. Así se filtra la luz en un mínimo de rojo, verde y azul, a partir de lo cual un sistema de proyección DLP de un solo chip puede crear un mínimo de 16,7 millones de colores.

Con la tecnología BrilliantColor™, se agregan colores adicionales, incluidos el cian, el magenta y el amarillo, para ampliar la paleta de colores y obtener un rendimiento cromático más vibrante. Algunos proyectores DLP cuentan con iluminación de estado sólido, que reemplaza la tradicional lámpara blanca. Como resultado, la fuente de luz emite los colores necesarios y se elimina el filtro de color. En algunos sistemas DLP, se utiliza una arquitectura de tres chips, especialmente en proyectores que exigen alto brillo para aplicaciones de eventos masivos, como recitales y salas cinematográficas. Esos sistemas son capaces de producir 35 billones de colores, como mínimo.

Los estados de activación y desactivación de cada microespejo se coordinan con estos componentes básicos de color. Por ejemplo, un espejo responsable de proyectar un píxel púrpura sólo reflejará luz roja y azul a la superficie de proyección; luego, esos colores se funden para que aparezca la tonalidad deseada en la imagen proyectada.

4. Aplicaciones y configuraciones

SISTEMA DE PROYECCIóN DLP DE UN CHIP

Muchos proyectores de datos y HDTV que usan la tecnología DLP presentan una configuración de un solo chip, como la que se describió en los párrafos anteriores.

La luz blanca pasa por un filtro de color, lo cual provoca que se emita en secuencia luz roja, verde, azul y de otros colores primarios, como amarillo, cian, magenta y más, en la superficie del chip DLP. La conmutación de los espejos y la proporción de tiempo que están "activados" o "desactivados" se coordinan según el color que reciban. Luego, la secuencia de colores se funde para crear la imagen a todo color que se ve en la pantalla.

SISTEMA DE PROYECCIÓN DLP DE TRES CHIPS

La tecnología DLP dio lugar a que los proyectores para aplicaciones de muy alto brillo, como las cinematográficas y de eventos masivos, pudieran tener una configuración de tres chips que pudiera producir deslumbrantes imágenes, ya sean fijas o con movimiento.

En un sistema de tres chips, la luz blanca que genera la lámpara pasa a través de un prisma que la descompone en rojo, verde y azul. Cada chip DLP se identifica con uno de esos tres colores; luego, la luz de color que reflejan los microespejos se combina y pasa por la lente de proyección para formar una imagen.

Independientemente del diseño o la aplicación, los proyectores con tecnología DLP continúan elevando el nivel en materia de calidad de imagen y rendimiento de video. Y todo comienza con un pequeño chip de imágenes con millones de diminutos espejos, llamado DLP, que logra una imagen sorprendente.